Cómo hacer uñas decoradas con diseños fáciles

¿Qué es ser detallista? Es una persona que ataca todo, desde lo grande a lo pequeño, pero es precisamente en lo infinitesimal donde se fija, una atención tan particular en un minúsculo retazo inclusive, que escapa a la intelección de muchos, además de las ganas. Así que la persona detallista es un individuo casi pictórico, porque bien sabemos que los grandes pintores resaltas su genio en lo reducido. Asimismo, alguien que cuida de sus uñas es una persona que puede entrar en semejantes categorías. Para esta ocasión, entonces, te presentamos cómo hacer uñas decoradas con diseños fáciles. Como siempre, te traemos el mejor material ¡No te pierdas la nota!

Esto es una cuestión para un detective que busca pistas o esos estudiosos del arte que pueden develar si una obra es falsa o verdadera “¿Pero qué tiene que ver con las ñas?”, se preguntará seguramente el lector. Muy simple: en el detalle esta la esencia. Un estudioso de las pinturas, por ejemplo, develará la autoría de un cuadro no por formas convencionales o estilos generalizados, sino por ese pequeña marca, ese esfuerzo casi inconsciente, tal vez, de quien efectuó la obra. Las pistas asimismo delatan también denuedos a veces sin pensamiento por parte del inmiscuido ¿Y quien tiene uñas? Ellas mismas dan cuenta mucho de la personalidad del individuo. Si es cuidadoso, si le importa algo la estética, higiénico, detallista y tantas otras cosas.

Porque las uñas son vitales en una estética de lo minúsculo, que no deja de ser importante. Ya que si la persona tiene ese ojo avisor para no dejar ningún rasgo o situación al azar, quien ve también puede estar atento a ello. Entonces unas uñas bien decoradas siempre otorgan mucha elegancia, gallardía y belleza. Dime cómo son sus uñas y te diré qué clase de persona es.

A continuación, entonces, te dejaremos algunos diseños sobre uñas para que puedas decorarlas del mejor modo. Estilos que no son del todo complicado. Son sugerencias de este tipo más algunas otras que muy bien pueden venir a ti en los momentos más necesarios. Como siempre decimos, en cuestiones de este tipo no queremos ser exclusivos ni excluyentes, por eso nuestras formas y métodos son un pequeño retazo de mucho más. Lector, por tu parte, puedes agregar lo que se te plazca. Dicho eso, vamos a poner manos a la obra (en sentido literal).

Cómo hacer uñas decoradas con diseños fáciles

Alimentarse bien: Antes de comenzar con las sugerencias exclusivamente ornamentales, tenemos que decir algo sobre las uñas en sí. Por una cuestión de prurito de prolijidad empezamos por ello, además de sustancialidad. Lo decimos: una buena alimentación, rica en nutrientes, controlada en calorías y escasa en comida chatarra es sensacional para tener las mejores uñas. Estas son el material del trabajo de cualquier manicura (incluso uno mismo), entonces es lógico que queramos cuidarlas, ya que la condición de posibilidad de cualquier diseño es esto que te decimos: una base bien saludable. A partir de ahí, múltiples diseños, sean en gel o postizos se pueden llevar adelante.

Uñas polka dots: Posiblemente el lector no sabrá a lo que nos referimos, pero estamos hablando de un estilo de uña muy extendido en todas partes. Las polka dots son pequeños (aunque varían de tamaño) puntos de colores que se hacen sobre una superficie que por lo general difiere del color de aquellos. Mientras el contraste entre punto y superficie sea mayor, mejor, ya que el trabajo se podrá apreciar de manera mejor. ¿Pero cómo hacemos semejante diseño? Muy fácil: tomas un palo pequeño de una horquilla, un palillo de naranjo o uno normal de alguna especie de material y lo pasas suavemente sobre la uña. Esa uña ya tendrá su capa de gel, acrílico y por qué no su extensión postiza, si es que lo consideras pertinente. Sobre esa base el palillo hará lo suyo. No hay espacio para el emplazamiento de los puntos. Si buscas imágenes, los encontrarás abajo (cerca de la cutícula) o arriba, lo que se denomina borde o borde libre. Es un excelente diseño para que tengas en cuenta. La imagen de abajo es ilustrativa al respecto.

Uñas con bigotes: Si, no hemos tomado nada. Es ese el rasgo que siempre tiene la moda: una absoluta arbitrariedad rayana con lo inentendible. Así que trataremos de exceptuar las explicaciones racionales y sólo diremos que ciertas celebridades en el mundo (sobre todo Estados Unidos) han puesto de moda realizar en las uñas, cerca del borde, un jocoso bigote. Un estilo que se usa en muchas partes. Su realización es muy simple: un color en la base, utilizando o no fragmentos o totalidad portiza, y luego un bigote en negro siempre. Por lo general se recomienda el  contraste de negro y blanco, sin embargo, se las puede utilizar en verde, azul, amarillo, rosa y más.

Líneas con rayas

Es una tendencia que ya tiene sus años (2013), pero que no deja de ser una bella forma de decorar las uñas. En cuanto a la moda, siempre decimos lo mismo: el hecho que sea nuevo no es sinónimo de calidad, al igual que a la inversa: lo viejo no necesariamente se ve mal y esto es un buen ejemplo. La forma de realizarlas en muy simple: una vez que tengas pintadas las uñas (con o sin parte postiza) en su base, de cualquier color, debes recortar un adhesivo para uñas, claro está. Estos suelen ser transparentes, así que lo conveniente es pintarlos del color que desees. Luego de ello, pegas con extrema precisión (te puedes ayudar con una regla o algo que funja de eso) y limpiar con una gaza para que fije y la uña se mantenga sana. Lo repetimos: los colores que puedes escoger son múltiples, no habiendo límite alguno. Asimismo, tampoco hay coto para el número de rayas ni su dirección, pudiendo ser verticales, horizontales, oblicuas, yuxtapuestas y las formas que se te ocurran.

Uñas con flores: Posiblemente sean de las más demandadas. No sólo por su belleza en sí mismas, sino porque pueden tener combinaciones alucinantes con rayas, ombré y otros tipos. Lo que necesitas para exhibirlas además de ganas, es el palillo ya mencionado anteriormente. Con distintas tonalidades puedes hacer un punto grande en el centro y cuatro, por ejemplo, menores con distintos colores. Asimismo, la flor puede emplazarse en cualquier espacio de la uña, estando cerca de la canícula como del borde. Este es un estilo muy hermoso se puede ver, alucinante sobre todo para el día y esas épocas que el calor ayuda mucho. Las playas y las flores, son un excelente ejemplo.

Uñas con ombré

Es un estilo muy hermoso, que suele parecer complejo: vemos ese degradado de colores y no podemos pensar lo contrario. Pero tenemos una buena noticia para ti, querido lector, y es que todo esto es muy sencillo. Ese efecto se consigue con una simple esponja. Es decir, una vez que pintas las uñas de manera uniforme y del color que quieras, tomar una pequeña esponja y le pasas dos colores: uno el mismo de la base y el otro que sea el que elijas. Cuando pasas con suavidad y con paciencia, va quedando el ombré. Lo conveniente es que sean colores que armonicen bien, que permitan un traspaso, una transición, ya que tal decoración se fundamenta en eso. Cambios abruptos no sirven o no quedan tan bien.

 

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *