Cómo hacer para mantener frías las bebidas en la playa

“En la playa la vida es más sabrosa”, se podría decir siguiendo cierto tema de música histórico. Por lo menos eso piensan mucho: sol, crema, agua, arena, una brisa tenue, linda vista…¿qué más se puede pedir? Suponemos que no mucho. Sin embargo, muchas veces solemos olvidar alguna cosa, eso que tanto necesitamos ahora ya no está y empaña nuestra vivencia. Pero puede suceder también que aparezcan situaciones a las que no le hallamos una solución inmediata. Por eso nos molestan más, ya que quedamos perplejos. Una de ellas seguramente sea mantener las bebidas frescas en la playa. Aunque para todo hay una solución y nosotros te la contamos. Cómo hacer para mantener frías las bebidas en la playa. Alucinante artículo. Como siempre, te traemos la mejor información ¡No te pierdas la nota!

playa-2

¿Dónde es el lugar en el que te sientes más pleno? Seguramente la respuesta será en uno donde halles el ocio, puedas estar a tus anchas, no existan horarios y la temporalidad, en caso de importar, sea para divertirse. En los múltiples sitios o paisajes que se vienen a nuestra mente seguro estará una hermosa playa. Esas con arenas claras, las que no se pegan al cuerpo y no duelen al pisar; con aguas claras, calor. Nada puede salir mal. Sin embargo, puede ocurrir algún imprevisto: siempre necesitamos las cosas cuando no están, es terrible eso. Ni hablar si tenemos en cuenta algo a lo que no le hallamos solución fácil.

Si te agarra sed en estos sitios seguro sabrás a qué estamos apuntando. Sí, querido lector, ¿cómo podemos mantener fría la bebida? La cuestión no es tan baladí porque hay múltiples playas bastantes deshabitadas, con algún vendedor somero que pasa en lapsos de tiempo prolongados o, sencillamente, no somos de los que compramos en esos lugares porque no confiamos en sus productos o no queremos gastar dinero (por lo general un poco más de lo normal por acción del turismo). Aunque dicho todo esto, la sed es impiadosa y hay que calmarla. Nos sentimos mal, además de que se recomienda ni sentirla: su sola presencia ya es síntoma de deshidratación Por eso hay que hallar una solución y aquí te la damos.

Cómo hacer para mantener frías las bebidas en la playa

playa-1

Como en todos lados, cada solución tiene su contra. Lo que obtenemos de bueno; lo perdemos en otro lado. Pero vamos a echarle un vistazo a cada una.

Nevera portátil: Es la opción más recurrente. Si queremos hacer un juego para dilucidar quién se queda más en la playa, es sólo cuestión de ver a una familia o grupo con estas pequeñas heladeras. Lo bueno es que mantendrás la bebida fría, llenas de hielo, cuestión que estarán prestas para cuando decidas tomar algo bien fresco. Sin embargo, el traslado suele ser un incordio. Siempre alguien tiene el cruel designio de transportarla, porque nadie quiere hacerlo. Las ruedas a veces fallan o simplemente hay que colgarla. También el hielo no dura tanto como querríamos, por más que la emplacemos en la sobra. De todos modos, es una buena posibilidad.

El hoyo mágico: Aquí tenemos la opción más económica, de esa que ejemplifica que con poca billetera y mucho ingenio se puede lograr el cometido. Lo único que necesitas es realizar un hueco u hoyo en la arena, cerca del mar (coopera si es bajo la sombra) y ahí emplazar tu bebida, sea cerveza, refrescos dulces o agua. La acción de la arena húmeda aportará el frío que necesitamos. Obviamente en esto hay que hacer una advertencia que nunca viene mal, querido lector. Si tenemos que encontrarle el lado negativo a dicho accionar es que te obliga a estar en contacto asiduo con el agua, bien cerca del mar. Posiblemente no te agrade si eres un tanto friolento, pero no hay otra. No conviene, aunque pasa, dejar las bebidas en en un sitio apartado de donde estamos, ya que pueden robarla o, en el peor de los casos, al estar bien enterrada, general accidentes con niños que juega o gente que simplemente camina. Como ya dijimos: todo tiene su contra.

Recipiente con hielo y sal: No necesitas ser un químico renombrado para saber que estos elementos pueden ayudar en el objetivo que nos trazamos. El recipiente puede ser cualquiera (de cualquier tipo y tamaño) y lo que debes hacer es llenarlo de hielo y bastante sal, casi como una buena capa de ella.  La reacción química permite que todo permanezca con la temperatura exacta para ser bebido. Incluso suele enfriar bebidas que se encuentran calientes.  Lo bueno es que al contrario del caso anterior, puedes estar donde se te antoje en la playa.

Cómo hacer para mantener las bebidas frías en la playa (si la tecnología y el dinero está a tu alcance)

playa-3

La ingeniosa Solar-Cooler: Fue presentada hace menos de un año y dio que hablar en todo el mundo. Es una nevera pero no tiene rasgos normales: las dimensiones son más amplias (41x36x43 cm, un volumen interior útil de 40 litros y pesa 25 kilos), tiene ruedas para transportar en forma cómoda,  cuenta con muchos gadgets, tiene puerto USB, además de, y esto es lo importante, enfriar a 5  grados durante unas 24 horas y hasta -10 centígrados con menos tiempo de vida útil, claro está. Ninguna otra muestra semejantes prestaciones, que te permitirán ir un día a la playa sin pensar en nada. La sed será inmediatamente saciada. El único escollo es su precio: sale casi 1000 dólares. Pero es una opción.

Pequeñas versiones: Si seguimos apelando a la tecnología, se pueden obtener artefactos similares; pero de dimensiones pequeñas. Lo malo: son chicos, solo entrará una lata de cerveza; necesitan ser recargados constantemente, por ende necesitas una Notebook o Tablet para conectar con un cable USB. Claramente no es lo mismo a la solución nombrada, pero cada quien decidirá.

Cuando ya nos rendimos: A veces es bueno pensar la solución más negativa, ya que de algún modo nos prepara para accionar o padecerla un poco menos. Está claro que en la playa la sed se puede volver un auténtico incordio y por prescripción médica nadie debe soportarla. Sin embargo, vamos a pensar que todas las opciones mencionadas no nos sirven, no nos gustan o nos parecen una pérdida de tiempo o de dinero. En esos casos lo mejor es caer en la bebida vendida en la playa (un poco cara y mantenida con hielo junto a sal) o estar cerca de los grandes paradores, suerte de restaurantes en la playa, que te permitirán acceder a distintas bebidas sabiendo que están mantenidas en heladeras grandes. Eso haría un lado los temores de la primera opción.

Aquí te propusimos una serie de formas con las que puedes mantener fría la bebida en la playa, sin caer en lo normal o lo que no da efecto. Si queremos que nuestra estadía en esos mares hermosos sea perfecta naturalmente debemos hacer todo lo posible para aplacar nuestra sed. Cuando la naturaleza llama hay que atenderla y no sirve de nada tomar bastante a la mañana para no necesitar luego. No somos dromedarios, camellos del desierto. En el verano y con temperaturas altas se necesitan casi 3 litros por día para funcionar correctamente. Esperamos que los consejos te hayan sido de ayuda.

 

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *