Cómo enviar por Whatsapp: contactos, archivos, imágenes, vídeos y Gifs

Whatsapp es la aplicación de mensajería número uno del mundo. Actualmente domina todas y es parte del imperio Zuckerberg. Sin embargo, que sea famoso no quiere decir que sea conocida. A veces podemos usar una app por simple comodidad, por moda o sólo reconocer alguna que otra funcionalidad, bien básico, porque nos da gran utilidad. Aquí, en breves líneas, te contaremos cómo llevar adelante determinadas actividades básicas: enviar contactos, imágenes, vídeos y, como innovación bastante modernas, GIFs. Como siempre, te traemos el mejor material ¡No te pierdas la nota!

 

A veces tenemos una aplicación porque es moda poseerla en ese momento o porque la franja etaria a la que pertenecemos la consume mucho. Ese es el claro ejemplo de Snapchat, un reducto de adolescentes por antonomasia. Asimismo podemos tenerla porque nos es útil, en su simple funcionalidad, verbigracia, sirve para enviar mensajes gratuitamente. Esto es lo que suele suceder con Whatsapp, una app muy esgrimida, pero no tanto conocida. Es que si dejamos de lado a los curiosos de siempre y los instruidos al respecto, son pocas las personas que querrán saber sobre cada innovación, acerca de esa nueva opción flamante que permite cargar más fotos, vídeos o lo que sea. Todavía no existe un estudio al respecto (o nosotros lo desconocemos), pero no vendría mal conocer cómo el receptor le da rienda suelta a estos servicios.

Más allá de este sucinto exordio, aquí te queremos contar cómo debes realizar las operaciones básicas en Whatsapp, para, digamos en forma prosaica, manejarte bien con la aplicación. Lo obvio, lo sencillo, eso con lo cual puedes extraerle el buen jugo a la mensajería.

Cómo enviar por Whatsapp: contactos, archivos, imágenes, vídeos y Gifs

Como la imagen lo demuestra, tengamos el celular en mano y pongámonos manos a la obra, valga la redundancia. El primer caso es cómo mandar un contacto en Whatsapp. Es decir, para ser claros, darle a una persona el contacto de otra, tan simple como eso. Lo primero que debes realizar, entonces, es abrir la ventana del potencial receptor, de los muchos amigos que tengas en esta aplicación. Una vez hecho te diriges al botón del clip y ahí directamente hacia Contacto. En circunstancias normales abrirá toda la lista que tienes en la memoria del celular y seleccionarás uno (que naturalmente tenga Whatsapp). Lo haces y automáticamente queda sellado en la conversación con la persona que quiere recibir ese número o saber de tal persona. Como se ve no hay muchas dificultades al respecto.

Los archivos y documentos, por otra parte, siguen una lógica similar, aunque tienen ciertas particularidades. En primer lugar, ya tienes algunos que están guardados en el mismo servicio de mensajería, más los que naturalmente posees en tu celular. Vas al clip susodicho y luego a la opción documento. Los ya abiertos y disponibles son los del primer caso mencionado; los segundos pueden estar ubicados en Google Drive (app almacenadora de información) o en descargar. Para el caso nuestro es lo mismo. Lo seleccionas oprimiendo el dedo y automáticamente serán emplazados en la conversación para ser enviados. Lo positivo de Whatsapp, cuestión que ha variado a lo largo del tiempo, es que posibilita la comunicación de archivos con cierto nivel de pesadez. Con los sucintos pasos que te hemos dicho podrás compartir lo que quieras.

Ahora vamos a dirigirnos a las inefables imágenes. En muchos fotos y noticias se suele decir que esta clase de material junto a los vídeos con lo más compartido. Cuestión que no sólo representa una forma de trabajar con la aplicación y disfrutarla, sino que también provoca cierto resquemor sobre todo cuando mencionamos la réplica abusiva de material que ocupa espacio innecesario. Más allá de eso aquí te vamos a contar cómo debes mandar estas imágenes, si eres de esas personas que arriban hace poco en la app y sólo saben escribir y no mucho más. Hace poco hablábamos de ese símbolo conformado por un clip, ¿no? Bueno: debes ir nuevamente (sí, en todo lo que sea comulgar material es un paso asegurado y obligado). Ahí se nos abren dos opciones: o vamos directamente a Galería, con todas las fotos divididas en carpetas (de cámara, de Whatsapp, perfiles, de Facebook, Twitter y más) o tomamos una foto con la Cámara. Para el caso es lo mismo, ya que con un sólo click luego se envía. Además que lo que inicialmente es de la cámara luego pasa a ser parte de galería, hasta que nosotros o nuestra memoria no den a basto. Con lo que te dijimos podrás compartir material en una conversación individual o en la cada vez mejor organizadas (debido a las últimas actualizaciones) tertulias grupales.  Por otra parte, siempre está la posibilidad de cruzamiento de aplicaciones: si tienes alguna que trabaja con las fotos, efectos, colores, mejoramientos y más, ahí mismo podrás trabajar.

Por último, vamos hablar un poco de los vídeos y GIFs. Los ponemos juntos porque funcionan de forma muy similares. Un vídeo es un material audiovisual de una duración prolongada; un GIFs, por su parte, es lo mismo a grandes raros (es un formato distinto) pero que no supera seis segundos. Antes de que existiera la posibilidad propiamente dicha con un truco podías recrearlos. Era cuestión que corten en el momento dicho, compartirlos y, sobre todo, que el receptor lo reprodujera por su cuenta. Poco cómodo, ¿no?Ahora directamente puedes contar con ellos.  Si te diriges al clip nuevamente y luego a Galería tienes todo bien dividido: por un lado las fotos, por otro los vídeos y por último los elocuentes GIFs. Cada uno de estos materiales están divididos en suertes de carpetas con nombres de los grupos o contactos donde los recibiste (si es que no comenzaste tú la rueda del envío). Así las cosas, con hacer click en el vídeo guardado o el GIF puedes compartirlo en una conversación particular o las que son de índole grupal.

Con esta información, entonces, te hemos dado lo básico para que te manejes con Whatsapp. Una aplicación sumamente útil para comunicarte. Pero, política de la app de por medio y de casi todas las de mensajería, una interacción entre dos o muchos no puede reducirse a simple intercambio de vocablos. Hay que darle vivacidad a todo ello, ya que lo que siempre se busca es reproducir el clima de la realidad, del cara a cara, pero a nivel virtual. De ahí que aparezcan los emoticones y, en nuestro caso específico, vídeos, archivos, GIFs y mucho más. Hablamos de mejoras en las relaciones, traspaso asegurado de información pertinente y también de contactos.  Con todo ello te volverás en un usuario que supera el promedio de sapiencia de quienes utilizan este servicio.

Como siempre, esperamos que el material sea de tu agrado y ayuda, querido lector. Ante cualquier duda o eventualidad, no dudes de emplazar tu comentario.

 

 

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *