Cómo aclarar la piel en forma natural [10 métodos]

La estética, en el sentido estricto, es el arte de hacernos todas las modificaciones que podamos y querramos para acercarnos a un ideal de belleza, por lo menos nuestro ideal, que a veces puede divergir del resto. Desde métodos artificiales a naturales se consigue una verdadera transformación de sí. Naturalmente, aquí sólo haremos hincapié en el último caso, por eso te presentamos cómo aclarar la piel en forma natural (10 métodos). Porque si es sano el procedimiento y te hace feliz es mejor llevarlo adelante. Como siempre, te traemos la mejor información ¡No te pierdas la nota!

acla-1

Nos inquieta muchas veces nuestra apariencia. Aquí no vamos a hacer un juicio de valor al respecto ni una generalización, pero a muchos le sucede eso. Siguen de cerca su cuerpo, su piel, uñas, cabello, manos, pelo y podríamos seguir. Hay una insatisfacción al verse al espejo o un deseo de perfectibilidad que no los detiene. Obviamente, esto dentro de los parámetros sanos, ya que cualquier exceso es malo. Seamos griegos y ponderemos el justo medio.

En nuestro caso, te daremos una serie de consejos para aclarar la piel. Históricamente, quizás no los sepas querido lector,  era un deseo de la realeza. Sí, hoy puede parecer chocante entre tantas camas solares y horas bajo el glorioso febo, pero la epidermis blanca simbolizaba, además de belleza, el noble abolengo de la persona que la portaba ¿Pero cómo era eso? Muy sencillo: estar tostado, quemado o como se lo llame era símbolo de trabajo al aire libre, posiblemente rústico y manual. Entonces no era algo bien visto. En cambio, una tez blanca y perfecta denotaba lo contrario. Este es un buen ejemplo para los ahistóricos que sostienen que el trabajo dignifica.

Hoy en día la piel blanca suele ponderarse, pero por cuestiones de salud, para estética de cierta época del año o por la pasión que genera en ciertos gustos. Hay muchos métodos para conseguirlo y aquí nosotros te lo contamos. En rigor de verdad, siempre serán sugerencias naturales, ya que no tenemos más potestad que hacer ello. De todos modos, recomendamos consultar a un dermatólogo para aplicar estas recetas. Tampoco queremos ser exclusivos y excluyentes en la materia, así que cualquier idea que tengas es más que bienvenida para añadir a esta panoplia.

 Cómo aclarar la piel en forma natural [10 métodos]

acla-3

Uso de naranjas: Hay frutas que fungen como verdaderos milagros en nuestra vida: te alimentan y ayudan a tu bienestar. Pero incluso no desdeñamos ni siquiera la cuestión estética y en estos rasgos ingresan las naranjas. Con sus cáscaras lo que debemos hacer es dejarlas bien en el sol, al punto que se sequen. Luego, las trituramos bien hasta formar una suerte de polvo. Añadimos leche y batiendo obtendremos una crema. Esa es la misma que aplicaremos una vez al día a la zona que queremos “blanquear”. A partir de ello es sólo cuestión de esperar. Como la crema debe hacer su efecto, recuerda elegir un horario cómodo para ti. Es casi universal que la noche, antes de dormir, puede ser una franja apetecible.

Huevo y limón:  La clara de huevo por su contenido suele ser muy ponderada en las cuestiones estéticas, por ejemplo para ayudar en el crecimiento rápido del cabello. En esta ocasión recomendamos dos de ellas y mezclarlas bien con jugo de limón. El resultado es una sustancia consistente que aplicarás todos los días en la piel, preferentemente de noche. En esta ocasión recomendamos el ambiente nocturno, debido a que el limón en contacto con los rayos del sol pueden generar manchas poco gratas en la piel. Así que cuando recién nos levantemos recordemos el ungüento pasado y mojemos nuestro rostro y las otras zonas con agua tibia.

Arroz: Sí, es muy rico, pero aunque no lo creas también puede ser útil a los fines que buscamos ¿Cómo lo hacemos? Muy simple: ponemos unos puñados de arroz (lo que quepa en tu mano, tres veces) en agua y dejamos que hierva. Luego simplemente que se enfríe un poco y ese líquido resultante será el que pasemos sobre nuestra epidermis, con un algodón y todos los días. Recuerda que la asiduidad es importante, además de ser bastantes precisos en las zonas donde queremos aclarar.

Suero de leche: Esta clase de suero es la parte líquida obtenida en el proceso de solidificación de la leche que se convierte en virtual queso. Bueno, aunque no lo creas es muy bueno para mantener sana la piel, además de lograr nuestro cometido. Su aplicación se da de muchas maneras, aunque nosotros elegimos dos por ser las más efectivas. O pasamos el suero de noche, con algodón en todos los rincones de nuestro cuerpo o lo mezclamos con el agua de la misma tina cuando nos vamos a bañar, si es que tenemos una (algo poco usual hoy en día). Con exiguas jornadas los resultados se vislumbrarán rápidamente.

Jugo de papa: Muchas veces se recomienda que cuando hervimos papas dejemos ese agua, ya que nos puede servir para la piel y el pelo. Sin embargo, en relación a la primera no es tan efectivo, ya que todo está mezclado. Nosotros lo que sí queremos para blanquear la piel es el zumo directo de papa y no su mezcolanza con el agua. Entonces puedes cortar una de aquellas a la mitad y pasarla, todos los días, en la zona apetecida. Con ello no sólo lograrás la belleza de tu piel, sino que uniformarás todo.

Yogurt: Muy utilizado para quitar esos bronceados poco saludables y menos bien vistos. Sólo dos cucharadas de yogurt aplicamos y dejamos actuar por unas buenas horas. Luego limpiamos con agua tibia. Con sólo dos veces a la semana lograremos los resultados buscados.

Agua de perejil: Más o menos es idéntico a los procesos descritos anteriormente. Cortamos el perejil en pequeños retazos, los colocamos en agua y dejamos hervirla. Luego quitamos la planta y queda sólo el líquido, que naturalmente debe enfriarse. Con algodón o una gaza pasamos por las zonas del cuerpo que anhelamos aclarar y con sólo dos veces a la semana veremos buenos resultados.  Lo bueno es que de paso sacará también barros y otras imperfecciones de esa índole.

Leche agria: Lo bueno de esta clase de leche es que posee gran cantidad de ácido láctico, convirtiéndola en una especie de peeling natural. No sólo aclarará tu piel, sino que servirá para exfoliar las capas y barrer con muchas imperfecciones. No es recomendable para los individuos con epidermis sensibles.

Manzanilla: Sí, no queremos que te hagas un té, aunque una infusión siempre viene bien en la larga espera. La manzanilla además de tener esa utilidad, aclara la piel. Lo que debes hacer es simplemente seguir los pasos de una simple infusión, pero dejar enfriar.

Tomates: Ricos para comer, aunque también para aclarar la piel. Muchas de las sustancias que buscan dicho objetivo emplazan en sus ingredientes extractos de tomate. La vitamina C es la gran causante de ello, por eso si los cortas en pequeños trozos, los mezclas con limón y un poco de agua, generarás una pequeña pasta acuosa ideal para pasar sobre tu piel. La asiduidad es sólo una vez por semana.

Aquí te dejamos diez métodos para aclarar tu piel. Todos naturales y al alcance de tu mano. Esperamos, como siempre, que el material sea de tu agrado y ayuda.

acla-2

 

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *