Cómo hacer una trenza en cascada fácilmente explicada paso a paso

Suele decirse que el peinado es tan importante en la persona que conformaría una especie de marco de un cuadro que sería el rostro. La verdad que la metáfora no es poco precisa, ya que tenemos un sinnúmero de ejemplos (tal vez cada uno sirva como tal) en donde por más cara bella que exista si hay un pelo opaco, quebradizo y, sobre todo, desgreñado, se hecha a perder lo estético. En cuanto a lo último, se puede apelar a estilos prácticos, elegantes, sencillos y sobre todo resistentes como una trenza. Aquí te presentamos, por lo tanto, cómo hacer una trenza en cascada: fácilmente explicada paso a paso ¡Un artículo imperdible!

Las trenzas, en todas sus variantes, conforman un estilo muy óptimo a la hora de buscar ciertos rasgos de un peinado casi contradictorios en apariencia: practicidad, comodidad, belleza, elegancia, entre otros. Y no hablamos que sea un coto reservado a las niñas, ya que como verás en las fotografias y tutoriales que te presentaremos, las mujeres son muy participativas al respecto. Es que si hablamos de las pequeñas, las madres pueden olvidarse por unos buenos momentos en una celebración si están despeinadas de ellas, si el cabello le tapa el rostro y cuestiones por el estilo, justamente por la resistencia que otorgan. Podríamos que para las niñas es el peinado más adecuado para soportar sus movimientos y juegos de toda clase Por el lado de las adultas, damos cuenta de peinados que no dejan de ser bellos, en donde una simple trenza puede ser bien vista en una festividad menor, en la casa o incluso en un encuentro con cierta sofisticación.

A continuación te daremos un paso a paso sensacional para que aprendas hacer una trenza de o en cascada (ambas denominaciones se utilizan), tal vez un diseño no tan serio; pero que queda sumamente bello y gallardo. Dicho eso, manos a la obra.

Cómo hacer una trenza en cascada fácilmente explicada paso a paso

 

Recoge tus utensilios: Te planteamos una imagen un tanto negativa para que el primer paso se reafirme o ratifique. Comienzas a hacerle a alguien la trenza o te animas a ser peluquera y cliente al mismo tiempo(sí, sola es un trabajo muy difícil)  , inicias los nudos, la suerte de trenza donde un mechón supedita o se imbrica a otro; pero olvidaste una gomita para sostener el trabajo realizado ¿La moraleja? Pierdes tiempo de vida, porque buscar el objeto equivale a soltar y soltar a desarmar ¿Entonces? Entonces el primer paso es simple e indispensable: llena alrededor tuyo de todo aquello que vas a necesitar en el devenir de la ejecución de la trenza. Hablamos de gomitas, horquillas, coletas, insisibles, peine o cepillo, lo que tu quieras. Si estas bien preparado no te sucederá lo comentado arriba.

Desenredar el pelo: Escribimos sobre otro paso que es primordial ¿No ha pasado de observar bellos diseños en trenzas totalmente perjudicados por pelos sueltos y desprolijos? Y estamos diciendo, sobre todo, cuando no hubo actividad física o un clima que coopere en contra del peinado. No, es simple error en la confección. Por eso, lo repetimos, es vital desenredar el pelo, utilizar cepillo o peines de dientes anchos para que luego los mechones queden bien definidos a la hora de tomarlos y realizar los movimientos pertinentes para conformar una trenza en cascada. Recuerda de cepillarte despacio, haciendo mucho foco en las puntas porque ahí es donde más se producen una maraña de cabello. Te aconsejamos bañarte previamente y utilizar una buena crema o acondicionador así tienes tu pilosidad suave, maleable.

Ejecuta una raya lateral: Siempre lo que se busca son las mejores condiciones de realización del peinado, porque justamente eso es lo que te dará éxito en todo. Si quieres una cascada lo vital será llevar todo el cabello hacia un costado, dejando un sitio con mucho pelo y otro con poco. Naturalmente, el primero será el origen de tu trenza, en donde necesitas más pilosidad. Puede realizarte la trenza con una raya al medio, sobre todo si ese es tu estilo; pero recuerda que para la cascada una raya lateral es más práctica y de algún modo prefigura lo que será el resultado final.

Alisa el pelo: Naturalmente cada quien debe respetar su tipo o naturaleza de pelo, si es así que lo desea. Sin embargo, el entuerto ocurre cuando determinados estilos conllevan una clase de pelo específico. Para la cascada, como la mayoría de las trenzas, lo mejor es el cabello lacio con cierta fortaleza. Es decir, lo tienes muy rizado u ondulado, un suero alisador o alguna crema pueden venir muy bien. Al contrario, si tu pelo es muy fino, te recomendamos alguna sustancia que le de una mayor consistencia. El requisito es muy simple: trabajaremos con mechones que se superpones, así que una pilosidad dócil es lo mejor que nos puede pasar.

Toma el primer mechón: El primer mechón que agararrás ( hay que iniciar en algún sitio) debe ser el más cercano al flequillo de tu frente y si te peinaste con raya lateral, en la zona donde abunda más pelo. El grosor del mechón no debe superar los tres cm, ya que si es muy grueso así será el principio del trenzado.

Divide en tres partes al mechón: Es importante encontrar agilidad en las manos, por eso si no sale a la primera no desesperes. El mechón inicial lo dividirás en tres partes o agarrarás un mechón más amplio para generar esa división. Te recomendamos que con dos dedos de una mano tomes dos mechones y que con la otra mano hagas lo propio con el tercero.

El trenzado propiamente dicho: El trenzado tiene una lógica sencilla: el mechón de la izquierda va al centro, luego el de la derecha va al centro, reemplazando al anterior. Ese movimiento se tiene que repetir una y otra vez, pero siempre tomando nuevo cabello del lado izquierdo. Por otra parte, el lado derecho se dejará en caída, que es justamente lo que ayuda al efecto.Verás que a medida que lo haces la cascada se va formando, realizando una especie de trenzado acostado u horizontal.

El final de la trenza: Haciendo el movimiento mencionado, la trenza terminará cuando tú decidas. Por lo general, se reomienda que llegue hasta la oreja del otro lado, es decir del sitio contrario al que inciaste el trenzado. Recuerda de sujetas la punta de la trenza con una goma, horquilla o simplemente una coleta, ya que eso protegera tu cascada horizontal. Una diadema o un poco de fijador en spray no vienen mal para darle a tu peinado esa fijeza tan indispensable. No vamos a querer que semejante esfuerzo dure apenas algunos minutos.

Imágenes y tutoriales de trenzas en cascada

Aquí te dejaremos una serie de imágenes para que vislumbres el resultado completo y algunos vídeos para ratificar lo dicho anteriormente. Sabemos que las trenzas no son sencillas justamente por su compleja superposición de mechones, de ahí que la imagen pueda ayudar muchísimo en el proceso de incorporación de esta técnica.

 

 

Esperamos que el material haya sido de tu agrado, querido lector. Puedes dejar tu comentario abajo.

 

 

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *